Artur Heras en Xàtiva: Deseo, destino y memoria.

Sura com el desig i el destí en la memòria. Este es el título de la magnífica exposición de Artur Heras que recoge 55 años de buen hacer artístico. Una muestra que nos descubrió al grupo de Arte y Más del Colectivo, no solo la obra de Heras sino también el centro histórico de Xàtiva, donde el artista nació en 1945 a la calle Almas.

Empezaremos por el Museo de Bellas artes (Casa de la Enseñanza) donde encontraremos la muestra titulada «Origen», que incluye piezas desde sus comienzos en los años 60. En la foto podéis ver una panorámica de las 365 obras de pequeño formato, una por cada día del año (¿que no incorporaremos la idea a nuestra agenda?) y que nos resultaron muy inspiradoras para los que trabajamos en los talleres creativos. Nos resultó genial y al mismo tiempo vimos a Heras como un artista próximo, que nos dice cosas, que muestra su desazón para encontrar la imagen justa, igual que hacen los poetas con las palabras.

Subiremos después al Convento de San Domènec donde se expone «Memoria», un espacio sagrado por el arte de Heras y la arquitectura que lo acoge. Obras de gran formato que nos hacen reflexionar, muchas veces desde la ironía, sobre lo que ha sido la herencia que arrastramos del siglo XX. Los ojos del artista han visto y nos sabe transmitir esa visión con una estética personal y exquisita. No nos podemos quedar indiferentes no con retrato en carboncillo del líder revolucionario, ni con la momia descomunal del dictador, ni con el trabajo de confección de los símbolos reaccionarios… Esta «Memoria» nos habla del pasado pero con los ojos puestos en el presente y el futuro. «Nunca más», podría haberse titulado también.

La ruta muy bien marcada por las calles de Xàtiva nos llevó a «El amigo», en la Capilla de la Asunción del Hospital mandado construir por Borja y que todavía mantiene su función. Un edificio impresionante que un vecino de Xàtiva nos contó que fue uno de los primeros grandes hospitales del Reino de Valencia y que albergó en su día a los soldados heridos en Filipinas. El amigo es Alfons Roig, maestro de Heras y amigo, y el entorno que se dibuja es el de la Ermita de Llutxent. Son las ilustraciones que Heras hizo para el libro que recogía textos breves y poéticos de Roig sobre «Los vecinos de la ermita». Donde también pensamos ir pronto para ver los frescos de la cúpula que Heras pintó/ restauró por encargo del padre Roig.

Finalmente llegamos al Palau del Arcediano, un edificio que depende de la Colegiata donde podemos ver la muestra «RibHeras», un juego y diálogo entre Artur Heras i Josep de Ribera en un espacio magnífico en lo alto de la ciudad divisando los tejados de la Seo desde las ventanas góticas. Josep de Ribera fue el gran pintor setabense del barroco, nació en Xàtiva en 1591 y murió a Napols en 1652, allí lo denominaban el Spangoletto, nombre que vemos por todas partes en comercios y lugares del centro de la ciudad. De esta parte de la exposición nos resultó muy inquietante el Martirio de San Bartolomé reinterpretado por Heras. Le hemos pedido una visita guiada donde volveremos con mucho de gusto a disfrutar de nuevo de sus obras y preguntarle por el significado de algunas. Por ejemplo sobre el diálogo con Ribera y el sentido de «dejarse la piel».

«Sura com el desig i el destí en la memòria», obras de Artur Heras, exposición comissariada por Toni Martínez que ocupa el Museo de Bellas artes de la Casa de la Enseñanza, la capilla del Hospital Real, el convento de San Domènec y el Palau del Arcediano de Xàtiva. Del 29 de marzo al 29 de mayo de 2.019. No os la podéis perder, nosotros volveremos!!

Deja un comentario